¿Tienes un pequeño negocio y aún sigues sin web?

19428

 

Los nuevos emprendimientos están marcando todos los días la capacidad de personas jóvenes y valerosas de crear nuevas tendencias en el mercado, independientemente del área. Esto es especialmente cierto para las pequeñas y medianas empresas, las cuales se caracterizan por tener poco personal y un menor alcance de difusión.

Sin embargo, algo que siempre debe recordarse (independientemente del público o el tipo de comunidad), es que el poder del internet y la difusión en redes sociales es infinitamente mayor a lo que era en los últimos años. Tanto es así que, sin lugar a dudas, la presencia de una página web oficial potencia de forma importante la capacidad de ventas. Es sobre este importante aspecto de lo que se hablará a continuación en el artículo.

 

Beneficios de tener una página web

Como se comentó anteriormente, las páginas web aportan varios aspectos positivos capaces de potenciar la capacidad de un pequeño negocio. Por ejemplo, la posibilidad de darle identidad a una marca, en el contexto de la gran cantidad de competencia que se observa hoy en día, es simplemente invaluable. Esto genera una gran proximidad de los usuarios de los distintos productos o servicios con la empresa, lo cual se traduce, en mediano y largo plazo, en mayores ventas.

Además, la posibilidad de ofrecer ventas virtuales y un servicio organizado de envíos es vital a la hora de captar nuevos clientes. Como es natural, los mismos necesitarán consultar las opciones y condiciones del contrato, lo cual se favorece de manera increíble con una página web, especialmente cuando el contenido es claro y breve.

 

Los primeros pasos

Si bien no es fácil empezar, es necesario tener en cuenta algunas realidades antes de emprender en esta área. La primera es que la creación de una página web lleva mucho tiempo, además de la necesidad constante de inversión monetaria.

Este último aspecto es relativo, ya que depende en gran medida de los objetivos de la página web. Por ejemplo, aquellas en las que se priorice la publicación de contenido útil en forma de blog, requerirá un equipo de redactores especializados capaces de aportar varios artículos semanales.

Este hecho también se extiende a la conectividad que debe tener la página web con las distintas redes sociales (especialmente Instagram, la más utilizada en la actualidad). No se debe descartar la contratación de un gestor de redes, los cuales deben estar capacitados para la planificación y publicación de contenidos especiales, teniendo en cuenta las estadísticas de visita de los usuarios en la página web y en sus distintas redes asociadas.

Recomendaciones generales

Una vez se tenga lista la planificación general de recursos y orientación del contenido del portal web, será necesario registrar un dominio y contratar un servidor capaz de gestionar de forma fácil el portal. La creación de contenido de calidad, junto con la vinculación a redes sociales con un público fiel, aportará gran identidad y flujo de visitantes a la nueva página web en cuestión de semanas.

Los dueños de pequeñas empresas deben tener en cuenta que lo más importante de la página web es ofrecer un entorno de confianza para los usuarios, por lo que el mantenimiento de la misma y la actualización constante con material de calidad es, probablemente, el aspecto más importante.

Vuelve al inicio